¡Estamos de estreno! El pasado miércoles 21 de marzo inauguramos un nuevo espacio en nuestro Centro: el Huerto de la alegría.

Contemplado en el Plan estratégico de mejora de la Ciencia y la Tecnología y enmarcado en la campaña “Mi colegio 2020”, con este proyecto se pretende dotar al colegio de un nuevo espacio educativo. Un espacio verde donde poner en práctica un aprendizaje activo, respetuoso y comprometido con el medio ambiente, pero sobre todo un lugar en el que abunde la alegría, ese rasgo tan salesiano, que se hace presente en la figura de Santo Domingo Savio que preside el huerto.

El bonito acto de inauguración fue presentado y conducido por nuestro Director de Centro, D. Fernando Carrasco y tuvo como momento principal la bendición a cargo del Director titular de la casa, D. Juan Fco. Rubio que acertadamente nos recordó las palabras del santo salesiano: “sobre todo estaré siempre muy alegre”. Con este motivo, una de nuestras alumnas de 2ºESO amenizó el momento tocando al violín el conocido himno de la alegría. Tras esto, unas palabras del Coordinador del Plan estratégico, D. Víctor Garzón que remarcó que este proyecto esconde la metáfora perfecta de la vida de un estudiante en un colegio salesiano, “germinar, crecer fuerte, alto y finalmente florecer y dar fruto”. Finalmente, antes de la bendición, dos alumnos de 1º y 2º de Primaria leyeron unas redacciones referidas al huerto escolar.

En el Huerto de la alegría, nuestros alumnos, de todas las edades, aprenderán diferentes aspectos relacionados con la biodiversidad, los ecosistemas, la integración con el medio ambiente o las bases de una alimentación sana, en un entorno de aprendizaje significativo, que fomentará el desarrollo de todas las competencias básicas. Es pues, un lugar de aprendizaje multidisciplinar y el sustrato perfecto para implementar las nuevas metodologías docentes que nuestro centro quiere incorporar: Aprendizaje Cooperativo, Aprendizaje por Proyectos y Aprendizaje-Servicio. De todo ello dará buena cuenta el Coordinador de este nuevo espacio, D. David Rivera.

Muchas gracias a todas las personas que de una u otra forma han colaborado en que este bonito proyecto se hiciera realidad. Es también una muestra del valor y la importancia que la ciudad de Alcalá, y más concretamente los miembros de la familia salesiana, dan a nuestra casa. Estamos seguros de que pronto veremos los frutos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies