Desde el sa´bado pasado está disponible en internet el póster del Aguinaldo 2020, con el lema: «Hágase tu voluntad, así en el cielo como en la tierra» (Mt 6,10). «Buenos cristianos y honrados ciudadanos». El póster del Aguinaldo 2020 se centra en el recuerdo de esa chispa que dio inicio a la obra salesiana.

Había una escalinata cercana al gran mercado de Porta Palazzo, donde los jóvenes se sentaban para conversar, bromear y merendar. Don Bosco iba a encontrarlos allí «afuera» en donde se reunían normalmente. No les ofrecía una lección, sino simplemente su amistad.

Don Bosco no poseía nada, sino su gran corazón que se revelaba en una mirada inolvidable: «Lo que en Don Bosco más se distinguía era su mirada, dulce pero penetrante, hasta el íntimo del corazón, al cual apenas se podía resistir mirándolo», testimoniaba un antiguo alumno.

El póster representa una página del Evangelio de acuerdo con Don Bosco: Jesús llamó a un niño lo puso en medio de ellos y le dijo: «Les aseguro que si no cambian y no se hacen como los niños, no entrarán en el reino de Dios. Quien se hace pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de Dios. Y quien reciba a un niño como este en mi nombre, me recibe a mí». (Mt 18, 1-5).

Don Bosco está todo aquí. Tiene los mismos ojos y el mismo corazón que Jesús. Tenía una convicción sobre los jóvenes: «Esta parte es la más delicada y la más preciosa de la sociedad humana, sobre la cual se fundan las esperanzas de un futuro feliz». Y tu opción es decisiva: «tú eres la parte más importante de mi día», «tú eres especial y significas mucho para mi», le dice a los jóvenes que encuentra. Es en esta dinámica cotidiana que se construye la personalidad de los jóvenes, y allí se encuentra el corazón del proceso educativo que logra formar «buenos cristianos y honrados ciudadanos».

Su objetivo es simple e inmenso: «Quiero que los jóvenes sean felices en el tiempo y en la eternidad».

En el póster, encima de la escalinata hay una puerta abierta de par en par. Es la puerta de la casa de Don Bosco, la puerta de la iglesia y la puerta de la vida. Los jóvenes de hoy, muchas veces encuentran solamente las puertas cerradas. Don Bosco quiere que estén abiertas. Esas de un futuro y una vida feliz y responsable, las de una fe madura y satisfactoria, las de la alegría, de la solidaridad, de la libertad creativa.

Para esto existe la Familia Salesiana.

El póster del aguinaldo, obra del dibujante Stefano Pachi, se publica en versión digital en seis idiomas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies