Si hablamos en términos educativos, consideramos que, para todos los que día a día estudian o trabajan en un centro educativo éste se convierte, con el paso del tiempo, en su segundo hogar donde disfrutar, reír, aprender y ¿sentirse seguro?

 

Para dar respuesta a esta cuestión, el Equipo Directivo del Colegio Salesiano de Alcalá de Guadaíra, en Sevilla, realizó, durante el inicio del presente curso, la siguiente reflexión: todas las personas debemos tener muy en cuenta que somos seres que vivimos en sociedad y que tenemos que ayudarnos los unos a los otros. Existen circunstancias  de extrema urgencia donde, saber o no cómo actuar, es de vital importancia y puede marcar la diferencia. ¿Qué puede ser más importante que esto?

 

Así fue como, este Equipo motor creyó en la necesidad de formar a toda su Comunidad Educativa en primeros auxilios de manera transversal, promoviendo así una cultura de prevención ante accidentes cotidianos que requieren una rápida actuación.

Para ello, decidió transformar el Centro y crear una ruta formativa para todos los alumnos, desde los 3 años hasta los 16, además de a sus padres, madres y  al personal docente y no docente del Centro, contando con la ayuda de profesionales del mundo sanitario y con la estrecha colaboración de la Asociación de Madres y Padres.

 

La primera formación se realizó durante el mes de noviembre y fue coordinada por el AMPA, de la mano del Colegio. Tal fue el éxito de esta convocatoria que se ha decidido crear un taller anual sobre primeros auxilios dirigido a las familias.

 

Actualmente, los alumnos y alumnas están siendo formados durante todo el curso y están adquieren habilidades básicas y tan importantes como saber llamar al número de emergencias 112 en Educación infantil o actuación ante asfixia, picaduras, intoxicaciones, quemados y otros en los cursos superiores.

Por otro lado, el profesorado y personal no docente también cuenta con su ruta formativa, la cual incluye detección de emergencias, realización de diversas maniobras ante situaciones de asfixia  y realización de reanimación cardiopulmonar, entre otros.

 

Para cerrar este proceso y acometer el cambio propuesto, y gracias al trabajo y apoyo de la Asociación de Madres y Padres, el Colegio Salesiano de Alcalá se ha convertido en Centro cardioprotegido.

 

Esto no ha consistido sólo en obtener un desfibrilador, en este Centro han ido más allá. Han creado un grupo de expertos formados concienzudamente, capaces de  salvaguardar, no sólo a su Centro, sino a su entorno, ya que su zona de influencia se ha convertido, por ende, en zona cardioprotegida.

 

Con esto, el Centro Salesiano de Alcalá de Guadaíra ha decidido asumir la responsabilidad de adquirir técnicas de socorro certeras que hagan que su escuela y entorno sean un lugar más seguro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies