Saludo del Director de Centro

Rosendo Soler Miró

Un Centro Salesiano que mira al futuro

Sin confianza y amor no puede existir una educación verdadera. Si quieres ser amado, debes amarte y hacer ver a tus alumnos que los amas. Don Bosco, pedía esto a sus educadores salesianos como agentes de pastoral, siempre preocupados por sus chavales

Queremos para nuestros alumnos, vuestros hijos, lo mejor. Y cuando hablamos de lo mejor, nos referimos a experiencias de vida que eduquen. Experiencias que partan de nuestra realidad como Casa que acoge y que se dirijan hacia nuevos horizontes dentro y fuera de nuetras fronteras. Esto no es más que evangelizar educando y educar evangelizando.

Nuestra propuesta no sería posible sin la disposición de nuestro alumnado. Por eso, debemos poner en valor  el cariño y la alegría que nos entregan día a día, la disposición por aprender y el amor que en cada una de las propuestas que les hacemos, ponen.

Esto es lo que nos mueve día tras día, esta es vuestra riqueza. Así que adelante, sigamos demostrándoles que estamos ahí, confiando, creyendo y queriendo, siempre muy cerca de ellos, porque será en cada uno d eesos momentos cuando conseguiremos todo aquello que nos propongamos; una educación verdadera.

Fernando Carrasco Martín
Director de Centro

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies